Las personas somos seres sociales, no solo en nuestra esfera privada sino también en la profesional. Tomar un café, disfrutar de una comida u organizar un afterwork con compañeros de trabajo es un pequeño placer que hace que, para una gran parte de los empleados, la jornada laboral sea más amena. Y no sólo eso, las actividades sociales contribuyen a fortalecer los lazos entre los miembros del equipo, generando un impacto positivo en sus resultados.

¿Qué sucede con esta vida social cuando la oficina es nuestra propia casa? Lógicamente cultivar las relaciones con nuestros compañeros se complica, pero no es imposible y es, incluso, más necesario.  A continuación, te damos algunas ideas para que sigas disfrutando de tiempo de ocio con tu equipo salvando la barrera de la distancia.

Tapeo virtual: convierte tu salón en un lugar de reunión social

Si hay un plan afterwork que triunfa en España es el tapeo. Pero ¿cómo hacer que funcione en la distancia? En primer lugar, asegúrate de que el ambiente es el adecuado: cambia tu espacio de trabajo habitual por otro más informal, como el salón o la cocina. También puedes aprovechar para elegir un look más relajado o establecer una temática para el encuentro. ¿A quién no le apetecería lucir un outfit ibicenco y trasladarse a una playa, al menos, con su imaginación?

Otra de las claves para ambientar la reunión es la música. Para ir generando expectativas puedes crear una lista de reproducción conjunta en Spotify, en la que cada uno de los participantes añada sus temas favoritos durante los días previos a la cita.

Cuerpos y equipos más fuertes gracias a la actividad física

Otro de los planes estrella para situaciones de teletrabajo es el deporte, precisamente porque nuestra actividad física desciende de forma notable cuando la jornada laboral se desarrolla en el hogar.

Por otro lado, se trata de una actividad interesante desde el punto de vista de la empresa si tenemos en cuenta que el deporte fomenta valores muy útiles para la vida profesional, tales como disciplina, esfuerzo o espíritu de superación y ayuda a disminuir el estrés. Así que, ¿por qué no aprovechar ese momento para socializar y fortalecer el equipo?

Desde ofrecer sesiones gratuitas con monitores por parte de la empresa, hasta seguir rutinas ya disponibles online de forma colectiva, las opciones son muy variadas. Por eso, una buena idea para conocer las preferencias de los empleados puede ser que las personas interesadas rellenen un formulario con antelación señalando sus deportes o actividades favoritas.

Juegos y concursos: que gane el mejor

Muchas empresas que ofrecen actividades de teambuilding se han trasladado al entorno online con el auge del teletrabajo, organizando juegos grupales: desde escape rooms virtuales hasta juegos de misterio como el Cluedo.  También existen opciones gratuitas, quizzes online estándar o herramientas que incluso permiten personalizar estos cuestionarios con preguntas centradas en nuestra propia empresa.

¿Prefieres despertar el espíritu competitivo de tu equipo? Los concursos son siempre una opción divertida y pueden contar con el incentivo de un premio atractivo para el ganador.  Competiciones de cocina en las que los participantes puedan compartir sus dotes culinarias o concursos de baile o karaoke pueden ayudarnos a conectar de un modo más personal y traspasar la barrera de la pantalla.

¿Te gustaría leer más artículos acerca del teletrabajo on line?