Un 67% de los españoles se ha sentido triste, deprimido o desesperado a causa de la crisis del COVID-19, según un estudio internacional liderado por la Universidad Autónoma de Cataluña, que afirma que la salud mental de casi la mitad de la población podría estar en riesgo. Por eso, los expertos alertan de que en el retorno a la “nueva normalidad” será esencial prestar una atención especial a la gestión emocional.

Teniendo en cuenta que las empresas son cada vez más conscientes del impacto que la salud mental tiene en la motivación y la productividad de sus empleados, ¿qué medidas pueden tomar para protegerla?

Evalúa la situación

los empleados han trabajado desde sus propias casas durante la pandemia cuando su actividad lo permitía. Esta distancia física ha motivado que, en algunos casos, se haya producido cierta desconexión con los empleados, impidiendo a los líderes reconocer si los miembros de su equipo estaban siendo capaces de gestionar la situación a nivel emocional.

Ahora que empezamos a recuperar la normalidad y algunas empresas regresan a su actividad presencial, es el momento de valorar la situación y detectar cualquier problema. ¿Cómo pueden hacerlo? Realizar una encuesta de clima laboral siempre es una buena opción y, en estas circunstancias, es recomendable incluir una serie de preguntas que permitan identificar aquellos casos de empleados cuya salud mental pueda verse comprometida.

Ofrece tu apoyo a aquellos que lo necesiten

Los efectos en la salud mental de una situación como la que estamos viviendo pueden ser diversos: estrés por un exceso de responsabilidades, miedo al contagio, ansiedad por el futuro o incapacidad de recuperar la vida anterior, son algunos de ellos.

En primer lugar, es importante identificar cuáles son los aspectos que más preocupan a cada uno e intentar apoyarles en cada caso, ya sea facilitándoles el trabajo a distancia durante más tiempo, gestionando su vuelta de forma gradual o hablando sobre su futuro dentro de la empresa.  En caso de que la organización ofrezca entre sus beneficios un seguro médico a los empleados, averigua si incluye programas de salud de mental para aquellos que lo puedan necesitar.

Fomenta una cultura del cuidado en tu empresa

Contar con buenas prácticas para cuidar la salud de los empleados es esencial y, en momentos traumáticos, se vuelve crítico. En este sentido, cada vez son más las empresas que fomentan entre sus profesionales una vida sana y equilibrada, poniendo en marcha programas que incluyen meditación, mindfulness, ayuda para dejar hábitos no saludables o incluso psicólogos que se desplazan a las empresas para ofrecer sus servicios a los empleados.

Comunica de forma transparente

Si hay un aspecto que desestabiliza a las personas ese es la incertidumbre. Por eso, las organizaciones deben encarar la vuelta a la normalidad con un firme propósito: comunicar de forma constante y transparente. Conocer la situación real y los posibles escenarios a los que se enfrentan, facilitará a los empleados la gestión emocional de la situación y les permitirá tomar decisiones fundamentadas.

Además de estos cuatros consejos, proteger la salud de los empleados de forma general pasa por crear una cultura empresarial abierta y de confianza, que fomente la escucha a los empleados, su reconocimiento y el equilibrio entre su vida personal y profesional.

¿Estás interesado en que te ayudemos a realizar una encuesta de clima laboral?