Vives en un entorno VUCA y hasta ahora, nunca habías sido consciente. Este concepto que surgió en el ejército estadounidense para referirse a la necesidad de una nueva estrategia ante nuevas realidades y cambios de escenario.

Sus siglas en inglés hacen referencia a cuatro términos clave: “Volatilidad” (volatility) por el hecho de estar sujetos a cambios frecuentes, rápidos y significativos; “Incertidumbre” (uncertainty) por el carácter impredecible de los acontecimientos, “Complejidad” (complexity) por la multitud de factores que pueden verse interconectados y, por último, “Ambigüedad” (ambiguity) a causa de la dificultad que pueden presentar las diferentes situaciones a la hora de ser entendidas.

Casi sin darnos cuenta, hemos pasado de usarlo para designar una situación beligerante a referirnos a entornos laborales. Tal es la versatilidad de su significado, que algunas empresas lo han adoptado para guiar la forma de liderazgo empresarial y su planificación estratégica, dando lugar a los nuevos líderes VUCA.

¿En qué se diferencian los líderes VUCA?

Las empresas deben estar en constante transformación si quieren sobrevivir a los incesantes cambios del mercado laboral, y ahora, los responsables al mando de las compañías son los nuevos líderes VUCA.

Éstos se caracterizan por tener mayor facilidad para empatizar con las personas y organizaciones, talento para entender la tecnología y deseo por evolucionar con la digitalización. A todo ello, se suma a su gran capacidad de reacción ante situaciones imprevisibles del mercado laboral como posibles crisis; combinado con una alta dosis de flexibilidad y facilidad para adaptarse al medio.

Sus habilidades de liderazgo emergidas en entornos Digitales, cambiantes e imprevisibles, les han permitido desarrollar una actitud diferente frente a los demás. Ésta se basa en el “Drive”, es decir, su fascinante capacidad para dar un giro a cualquier situación de forma rápida y eficaz, dirigiéndola hacia el mejor escenario.

El resultado de toda esta mezcla de peculiaridades les convierte en personas creativas. Utilizan sus competencias para tomar las decisiones más acertadas posibles, pero siempre, asociándose a herramientas digitales que les permiten tener un mayor conocimiento e influencia en sus equipos.

Al mismo tiempo, la otra cara de las empresas también se ha transformado. Por tanto, las siglas VUCA no solo recogen la transformación empresarial sino también la del perfil de los candidatos. Actualmente, las empresas se muestran más exigentes en su búsqueda de talentos. Requieren personas con un bagaje formativo sólido, competencias demostrables, alta capacidad de análisis y autocontrol y, además, cargados de iniciativa y motivación. Sin embargo, son también conscientes de que este tipo de perfiles de candidatos, fruto de las nuevas generaciones nacidas en la era Digital, valoran más su tiempo libre y, sobre todo, la posibilidad de conciliar su vida personal con la profesional con mayor facilidad.  

Por lo tanto, los líderes VUCA tienen que entender que las empresas deben adaptarse a los potenciales candidatos, y es aquí donde los responsables de Recursos Humanos juegan un papel primordial. La mejor manera de hacerlo es escuchar al candidato, seguir las tendencias del mercado laboral e interesarse por sus expectativas e inquietudes profesionales.

Una empresa desactualizada sólo atraerá candidatos desfasados, por lo que el secreto reside en la Innovación. La clave de la evolución del concepto VUCA es muy simple y puede justificarse con una sola cifra: el 70% de los bebés de hoy en día, trabajarán en profesiones que todavía no se han inventado, y esto se debe a que, los entornos VUCA y sus líderes seguirán transformando el mercado laboral a un ritmo frenético.

Y tú ¿eres un líder VUCA?