Los líderes no son líderes porque sí.  No aparecen para resolver todos los problemas que puedan surgir en una organización. Los líderes se van desarrollando a lo largo del tiempo. Pasan años gestionando, creando, visualizando, delegando, siendo pioneros para culminar en un completo líder. Pero, a pesar de este viaje de años, siempre existe margen de mejora.  La pregunta es ¿cómo puedes desarrollar tus habilidades de liderazgo?       

Es verdad que existen personas líderes de nacimiento, pero incluso estos líderes más cualificados y valorados aprendieron esas habilidades en algún momento / lugar.

Abrir los canales de comunicación

Con el objetivo de conocernos a nosotros mismo cómo líderes es bueno conocer la opinión de los demás. La forma más fácil de conseguir esto es simplemente preguntando. Un cuestionario 360º, un mail, una reunión, hay varias maneras, lo importante es abrir estos canales de comunicación y hacer saber a la gente que quieres conocer su opinión respecto a ti. Ten en cuenta que quizás algunos empleados no se sienten cómodos compartiendo sus percepciones, ya que teóricamente podrías utilizar esta información en su contra. Por lo tanto, es importante crear un canal abierto y honesto donde las personas se puedan encontrar cómodas hablando de este tema. Una manera de lograr esto puede ser con reuniones semanales, en el que los empleados tengan la opción de reunirse contigo. Así, verán que eres cercano y estás disponible para ellos. Olvida la relación tradicional de distancia profesional, esto hará que tu equipo se aleje más de ti. Es vital que tu equipo te conozca no sólo en el trabajo,  vete a comer con ellos por ejemplo.

Échales una mano

A menudo los líderes pueden encontrarse bloqueados en sus propias oficinas buscando nuevas ideas, tácticas y estrategias. Esto significa estar ocupado la mayor parte del tiempo. Sabemos que ser líder toma mucho tiempo pero una manera de mejorar tu liderazgo es abrir esa vía de comunicación para ayudar a los demás. Ya sea ofreciendo tu ayuda a un júnior con algo que esté atascado o a un responsable de tu equipo que parezca estresado. Estos pequeños detalles cuentan. La gente se acordará de tu generosidad a pesar de tener la agenda tan apretada. Serás visto como un integrante del equipo, alguien que se implica y trabaja para el objetivo común.

Sé todo oídos

Ser alguien que escucha es vital para desarrollar tu liderazgo. La gente quiere ser escuchada. Mientras tú puedes pensar que son problemas menores, para otros pueden ser una gran preocupación. Por lo tanto, escucha a tus empleados y escúchate a ti mismo (¡muy importante!) demostrarás que eres empático y que te preocupas por los demás. Todos los líderes pueden oír pero son los grandes líderes los que saben escuchar. Por ejemplo, Stanley McChrystal, antiguo comandante de las fuerzas estadounidenses e internacionales de Afganistán, comenta que después de décadas en posiciones de liderazgo en el ejército, la cualidad más importante es saber escuchar y aprender de los fracasos. Es por el liderazgo de McChrystal y su habilidad por entender la importancia de escuchar que se le atribuye la captura de Saddam Hussein.

Permitir que tu equipo aprenda por ellos mismos

Las personas admiran a los líderes, y por buenas razones. Por ejemplo Howard Schultz, el hombre detrás de Starbucks. Shultz creció en una familia sin recursos económicos, consiguió una beca y acabó fundando la compañía de café más exitosa del mundo. La gente respeta a los líderes por su perseverancia, tenacidad e impulso. Esto a menudo significa que las personas acuden a los líderes para resolver problemas. No está mal, es bueno preguntar y buscar respuestas. Pero llega un momento en el que un líder tiene que permitir que su equipo busque las soluciones por ellos mismos. Si siempre ofreces la solución correcta a tu equipo, a la larga ellos no pensarán en encontrarla y esto llevará a problemas en el futuro. Puede suceder que siempre se consideren como válidas tus soluciones y puedes estar perdiendo otras perspectivas de otros miembros del equipo. Deja que tu equipo funcione solo. Después de todo, todos los líderes reconocen que el fracaso es parte del crecimiento y conocimiento.

Aprender de otros

Estos consejos son útiles para saber dónde y cómo mejorar. A veces sin embargo, sólo tienes que escuchar a los que nos están guiando hacia el futuro. ¿Y cómo lo consigues sin conocer o tener acceso a líderes? ¡Muy fácil! En YouTube y TED puedes encontrar diversos videos con charlas y conferencias de líderes sobre gestión de equipos, su pasado, retos, etc. Si estás falto de inspiración o tienes unos minutos antes de la próxima reunión, revisa estos videos sobre liderazgo.