El trabajo en equipo es esencial para alcanzar con éxito los objetivos de la compañía. La creación de un equipo eficaz requiere habilidades de liderazgo y antes de decidir sobre la estructura del equipo, asegúrate que todos están debidamente cualificados para las tareas que van a llevar a cabo según los objetivos establecidos.  Qué debes tener en cuenta como líder para que tu equipo sea eficaz.  

Transparencia

Debes comunicar con transparencia y claridad a todos los miembros de equipo, haciéndoles saber la importancia de su papel en todo el proyecto. Es importante diferenciar entre objetivos generales o específicos a la hora de crear el equipo. Ellos necesitan conocer la importancia de su papel en relación a los objetivos de la compañía.

Entusiasmo y Confianza

Debes generar un ambiente de trabajo agradable sin perder de vista la exigencia. Transmitir la diversión en momentos específicos es esencial para logar la motivación del equipo. Recuerda, si no puedes motivarte a ti mismo, no motivarás a tu equipo.

Escucha activa y creatividad

Un buen líder debe escuchar constantemente a su equipo, animarles para proponer ideas y analizarlas con criterio antes de ponerlas en marcha dentro de las prioridades establecidas y teniendo en cuenta un plan de acción. La creatividad debe fomentarse a nivel individual y entre todos los integrantes del equipo. Como dijo una vez el General Patton: “Nunca le digas a la gente cómo deben hacer las cosas, diles qué hacer y ellos te sorprenderán con su ingenio”.

Medición

Es muy importante tener un criterio para medir el rendimiento del equipo. Lo que no se mide no se puede mejorar, si no se mide no hay control para dirigir al equipo hacia los objetivos establecidos. Establecer unos indicadores de rendimiento cuantitativos y cualitativos, ayudará a tener un seguimiento de la evolución del equipo para tomar decisiones según los resultados obtenidos.

Aportar valor y predicar con el ejemplo

Cómo líder no debes tratar de ser el mejor del equipo si no aportar valor para que el equipo lo sea. Predicar con el ejemplo es uno de los factores que no debes olvidar. Debes demostrarlo con tus actos, no solo con tu discurso. El espíritu de mejora continua, reconocer los errores y aprender de los mismos es algo que os hará mejores.

¿Estás pensando en ampliar equipo? Cuéntanos tu necesidad

Si estás en búsqueda de empleo, visita la sección de candidatos.

¿Estás contratando? Contacta aquí.

¿Te interesan las últimas tendencias del mercado?
Toda la información que deseas recibir en tu correo según tus intereses y la recurrencia que especifiques.