La evolución de la tecnología ha hecho que determinadas funciones financieras resulten redundantes. Las funciones existentes están evolucionando alejándose de un enfoque tradicional de una simple elaboración de informes a unos equipos que funcionan como asesores de negocio. «El talento financiero del futuro está conformado por personas que realmente lo entienden todo: tecnología, datos, automatización y la narrativa para explicarlo», explica Maria Victoria Sanchez, Senior Director de Page Personnel, división Finanzas. 

En este artículo Page Personnel presenta seis tendencias que afectarán al equipo financiero de España durante los próximos tres años: las fuerzas motrices y las «herramientas» para los candidatos que pueden contribuir a transformar su potencial en el talento imprescindible del futuro. 

Fuerzas motrices del cambio en el ámbito de las Finanzas 

Si bien las ofertas de puestos de Analistas, Gestión de Riesgos y Finanzas Corporativas abundan en las ofertas de empleo actuales ¿qué deben buscar los profesionales del sector en una empresa, y cómo puede asegurarse de subirse a la próxima ola de automatización? 
  • Combine su base con sólidas habilidades complementarias 
     
  • El mundo de las Finanzas sigue siendo apasionante 
     
  • Curiosidad y pasión por moverse rápidamente 
     
  • Busque mentores 
     
  • El dinamismo es clave para resolver problemas y aprender 
     
  • Recurra a tu formación para encontrar tu propia voz
     

1. Combina tu base con sólidas habilidades complementarias 

Aunque puede que haya menos oportunidades para el contable tradicional de débitos y créditos, combinar el conocimiento tradicional con habilidades basadas en la percepción es una excelente manera de encarnar el futuro en el sector Finanzas. «Puedes tener una titulación en contabilidad, pero tienes que complementarla con programación, analítica de datos, visualización o programación estadística», advierte Eugene Low, de Experian. 
Como explica Maria Victoria Sanchez, Senior Director de Page Personnel, división Finanzas.«la clave en el mundo de las finanzas es desarrollar las capacidades digitales y tecnológicas que te permitirán crecer. Si desarrollas estas dos facetas como fortalezas clave y demuestras que forman parte de tu experiencia, no pasarán desapercibidas para los responsables de contratación. Y destacar tus habilidades personales nunca está de más, demuestra que puede ser un excelente experto en finanzas», señala. 
Actualmente se valora mucho la capacidad de demostrar una experiencia diversa, frente a la capacidad de trabajar en puestos meramente contables. «A partir de ahí, intenta desarrollar tu carrera a través de diferentes funciones y experiencias», explica Maria Victoria 

2. El mundo de las Finanzas es apasionante 

En lo sucesivo, las funciones financieras tradicionales serán muy especializadas y ágiles, con personas también muy efectivas capaces de aprovechar las eficiencias logradas gracias a la automatización y los datos. «Nos encontramos realmente en un momento apasionante para las finanzas, siempre que te guste aprender y asumir el cambio que conlleva», afirma Maria Victoria Sánchez. 
Como señala Graeme McKenzie, de EY, «estaba preocupado por el sector y me preguntaba de dónde procedería el próximo director financiero», confiesa. «Ahora soy más optimista respecto de las funciones en el ámbito de las Finanzas que hace cinco años, cuando había ese temor a una fuga de cerebros incluso en Asia y Europa». 

3. Curiosidad y pasión por la agilidad 

El pensamiento flexible y ágil, combinado con la curiosidad de alto nivel, es imprescindible para el profesional de las finanzas del futuro. «Realmente necesitas esa curiosidad y agilidad asociadas a la comprensión de los datos», afirma Graeme McKenzie, de EY. «De manera que no te limites a aceptar lo que dicen los informes y desafíes el negocio, o posiblemente optes por nuevas tendencias que la empresa debe entender». 
Y como dice Maria Victoria Sánchez, de Page Personnel, debes poder moverte rápidamente en el entorno de los negocios modernos. «Ser más ágil es clave porque, admitámoslo, el ritmo del cambio en todos los negocios y sectores ha aumentado, y no se va a revertir ahora», añade. 

4. Busque mentores

«Si tienes excelentes habilidades técnicas y una buena base académica, puedes aprovecharlo y buscar un mentor; es una manera fundamental de asegurarte que se está adquiriendo el carácter y las habilidades de conducta correctos», explica María Victoria.  
Alan Hyslop de Global Petro Storage explica que con un mentor se obtiene una comprensión más profunda de cómo se aplican el conocimiento y la experiencia en situaciones del mundo real. «Y es aquí donde entran en juego muchas de las habilidades personales: gestionar la relación con tu superior, gestionar a otras personas, expresar opiniones en un entorno de grupo, todo lo que realmente importa para trazar una trayectoria profesional con alto potencial», señala. 

5. El dinamismo es clave para resolver problemas y aprender 

En un entorno basado en los datos, los miembros destacados del equipo de Finanzas serán aquellos que aborden un problema buscando una laguna, y no quienes acepten el primer resultado que obtienen. «Como profesional de las finanzas emergente o existente, no se espera que seas un experto digital o en tecnología de manera instantánea, pero debes tener la agilidad para aprovechar las nuevas capacidades digitales, que incluirán un nuevo software y automatización robótica de procesos», afirma Maria Victoria Sánchez, de Page Personnel. 
Peter Fahey de AstraZeneca coincide con ella. «La diferencia que observamos con los nuevos talentos es que la tecnología y lo digital los han acompañado toda su vida», asegura. «Pero no son solo los nuevos talentos jóvenes los que están entusiasmados con el cambio, yo diría que la gran mayoría de las personas mayores del ámbito de las finanzas también quieren seguir aprendiendo». 

6. Recurra a su formación para encontrar su propia voz  

¿Qué es más importante: lo que aprendió estudiando o lo que ha aprendido a través de la experiencia? La respuesta es que ambas cosas. Como explica María Victoria Sánchez, «Sí, las calificaciones son importantes, pero lo es más el propio “campo de batalla” basado en el desempeño que experimentas en diversas etapas de una carrera, y eso te lo da la experiencia profesional. » 
«Si bien en la etapa inicial de una carrera estos aspectos ajenos a la cualificación pueden parecer menos importantes, no es cierto», señala Alan Hyslop. «Esas son las cosas que determinan el éxito en las etapas posteriores de una carrera. Durante las primeras etapas de una carrera, lo que no cambia es la necesidad de la capacidad de formar y expresar opiniones, de comunicarse de manera eficaz en un entorno de grupo y de ser comercial». 
Si estás interesado en las ofertas actuales del sector finanzas, haz clic aquí. Si quieres registrarte en MyPage, para recibir alertas laborales directamente en tu correo electrónico, activa la solicitud con un solo clic y recibe informes salariales, haz clic aquí