Según el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, solo entre enero y abril de 2019, el 89,79% de los contratos que se firmaron en nuestro país fue de carácter temporal. Y es que España, es uno de los países de Europa con una estacionalidad más marcada.

Se acerca el verano y muchas empresas están preparándose para desarrollar con éxito esta nueva época estival y contratar personal temporal para los próximos meses. Cubrir las vacaciones, hacer frente a un aumento de carga de trabajo o llevar a cabo proyectos concretos que se realizan en estas fechas; son algunos de los motivos por los que una empresa valora la contratación en esta época del año. Pero ¿por dónde debemos empezar? ¿qué tipos de contratos temporales tenemos a nuestra disposición? Y lo más importante: ¿qué perfiles serán los más adecuados para cubrir las vacantes?

A continuación, os dejamos algunas claves que os ayudarán a resolver estas dudas.

Comenzamos por los distintos tipos de contratos que tenemos a nuestra disposición. Conocerlos nos permitirán saber cuál se adapta mejor a las necesidades de la empresa.

  • Contrato de obra o servicio. Es un contrato temporal que se firma para llevar a cabo una obra o un servicio en concreto, cuya duración exacta se desconoce a priori. Una de sus características es que no tiene con un periodo de vigencia pre-estipulado; pero en ningún caso, puede superar los 3-4 años según el sector. Aunque este tipo de contrato es de los más firmados en España, suele ser más apropiado en los sectores de la construcción o para el caso de empresas que trabajan en proyectos concretos.
  • Contrato de interinidad. Está diseñado específicamente para contratar a perfiles que suplan las vacaciones de los empleados. También se puede aplicar en casos de bajas o excedencias.
  • Contrato eventual por circunstancias de la producción. Como el propio nombre indica, es un contrato ideado para empresas que experimentan un aumento de carga de trabajo en periodos puntuales, como ocurre con el sector servicios en verano. Este tipo de contrato tiene una duración máxima de 6 meses cada año.

Una vez que conocemos las diferentes modalidades de contratos temporales, es el momento de preguntarnos: 

¿qué necesidades tiene la empresa en cuanto a los perfiles que necesita?

A la hora de iniciar un proceso de selección, debemos tener claro las habilidades más importantes que deben cumplir los candidatos.

Actualmente, las habilidades sociales se han convertido en algo indispensable. Buena comunicación, creatividad, imaginación, perspicacia, proactividad o curiosidad; son rasgos personales a los que conviene dar prioridad en un proceso de selección.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que los perfiles temporales presentan una serie de peculiaridades especiales. Por ejemplo, uno de los valores a los que debemos prestar atención es su flexibilidad y capacidad para ser polivalentes. No debemos descartar inmediatamente a un candidato por no tener experiencia en el sector; puede que haya ocupado puestos que le hayan permitido desarrollar conocimientos y habilidades que supongan una aportación interesante para la empresa.

Y por su parte, las empresas ¿qué pueden que aportar a los candidatos para ser capaces de atraer talento?

Para atraer perfiles temporales con talento y calidad debemos ofrecer condiciones favorables e interesantes a los trabajadores. Y no hablamos únicamente del salario, existen otra serie de beneficios que pueden propiciar que un trabajador con talento elija a la compañía. Los más importantes son:

  • Acceso a formación bonificada: Seguir aprendiendo es un valor para los trabajadores. Tener la posibilidad de acceder a cursos subvencionados por la empresa, suponen un plus muy atractivo que hará que los candidatos se interesen por la compañía.
  • Posibilidad de desarrollarse profesionalmente: Ofrecer a los candidatos temporales la opción de desarrollarse dentro la compañía es la mejor manera de atraer talento y además, resulta muy positivo para ambas partes. El candidato tiene la oportunidad de seguir creciendo profesionalmente en un espacio donde se siente cómodo y la compañía, por su parte,  se beneficiará de un trabajador motivado y comprometido que ya conoce la empresa.

Ya tienes la información clave para comenzar el proceso de contratación de perfiles de trabajo temporal este verano. Valora tus necesidades, define cómo deben ser los candidatos que necesitas y ofréceles una propuesta de valor atractiva que hagan que te elijan.

¿Estás interesado en contratar? Ponte en contacto con nosotros

Si estás en búsqueda de empleo, visita la sección de candidatos.

¿Estás contratando? Contacta aquí.

¿Te interesan las últimas tendencias del mercado?
Toda la información que deseas recibir en tu correo según tus intereses y la recurrencia que especifiques.