La gran riqueza de las empresas y su gran valor con respecto a su competencia radica en el capital humano que las conforma. Para ello, el primer paso se basa en la correcta selección del personal. De ella dependerá el buen funcionamiento de la compañía, su grado de competitividad en el mercado y su capacidad para ofrecer un valor añadido realmente diferencial.   Para formar equipos eficientes, no es suficiente con seleccionar a los mejores profesionales. Uno de los aspectos más importantes es comprobar que estos profesionales serán capaces de integrarse, de manera perfecta, con el resto de los miembros del grupo y, sobre todo, verificar que sabrán adaptarse a la cultura y los valores empresariales.

Sin embargo, ¿Cómo podemos anticiparnos y prever que el candidato seleccionado responderá a todas estas exigencias? 

A pesar de que no exista un manual de instrucciones, me gustaría comentar los cinco pasos que debemos seguir siempre para elegir al candidato más idóneo, según el puesto de trabajo:

1.Valorar las necesidades de la empresa

Aunque pueda resultar obvio, el primer paso y sin duda, el más importante para seleccionar al mejor candidato, es que la empresa tenga clara su necesidad de personal. y no sólo a nivel funcional sino también a nivel personal.

En ocasiones, se pueden dar casos en los que las empresas no tienen bien definidos ni sus recursos ni sus procesos de trabajo. Como consecuencia, a medida que avanza el proceso de selección, el perfil solicitado por la compañía va cambiando y ajustándose a otras necesidades. Estas alteraciones de la oferta de empleo inicial pueden alargar la búsqueda de candidatos más tiempo del debido.

2.Contar con soporte especializado

Una vez definida la oferta de trabajo, el siguiente paso a seguir sería contar con soporte especializado. El apoyo de consultoras externas, como PagePersonnel, es fundamental para llegar a un mayor número de candidatos y, además, permite ahorrar tiempos y gestiones administrativas a las empresas.

Una consultoría líder en el sector de Recursos Humanos trabajará de manera especializada y acostumbrada a detectar el candidato idóneo para cada puesto y empresa. Asimismo, ofrecerá la confidencialidad necesaria que, en la mayoría de los casos, es imprescindible para no romper la armonía y equidad de la compañía.

3. Mostrar transparencia en la entrevista

Una vez que dispongamos de una serie de candidatos para entrevistar, es imprescindible dedicarle todo el tiempo y la atención posible. Debemos tener en cuenta que son candidatos que pueden estar trabajando o no, pero, en cualquier caso, están haciendo un esfuerzo para realizar una entrevista. Un momento importante en sus vidas, en el que depositan confianza e ilusión, para el que se han preparado, se han desplazado y, en definitiva, están dedicando toda su atención.

Por nuestra parte, como profesionales y expertos, debemos proporcionarles toda la información posible sobre el puesto. Cuanto más transparentes seamos con el candidato, más se mostrará él con nosotros. La esencia de las buenas entrevistas de trabajo radica en crear un diálogo y una relación de confianza mutua, en la que, tanto empresa como candidato, deben conocerse de manera transparente.

4. Investigar las referencias

La calidad y la rapidez no tienen que ser incompatibles, sino que son aspectos que deben ir de la mano. Por ello, es vital que los empleados sepan controlar su estrés, la presión a la que están sometidos y su tiempo.

El candidato perfecto debe saber diferenciar entre lo que es una tarea urgente y una tarea importante. La urgencia va asociada al tiempo; mientras que la importancia va asociada a la consecución de objetivos. Algo urgente requiere atención inmediata mientras que algo importante puede resolverse a corto o, incluso, largo plazo. 

5. Seleccionar al mejor candidato

Por último, la empresa tiene que seleccionar al mejor candidato para incorporar al seno de la organización. Lo más recomendable es tomar la decisión en función del nivel de adecuación del candidato a la cultura de la empresa.

Por lo general, los procesos de selección duran varias semanas, incluso pueden llegar a prolongarse durante meses. Las condiciones de la oferta pueden variar, pero si después de seguir estos cinco pasos, el interés sigue siendo mutuo, hemos encontrado a la persona indicada.

Si estás en búsqueda de empleo, visita la sección de candidatos.

¿Estás contratando? Contacta aquí.

¿Te interesan las últimas tendencias del mercado?
Toda la información que deseas recibir en tu correo según tus intereses y la recurrencia que especifiques.