La contratación de candidatos IT es todo un desafío para los departamentos y consultorías de Recursos Humanos. Todos los directores de recursos humanos quieren una persona que sea comunicativa, abierta, creativa, con espíritu de equipo y un experto en su campo. Pero ¿existe el candidato perfecto? ¿Cómo decantarse por un candidato u otro en una entrevista de trabajo con perfiles tan cualificados? No existe una fórmula mágica para elegir a la persona perfecta, pero existen diferentes herramientas para evaluar las habilidades de los candidatos y ver si son adecuados al puesto y a la empresa.

A continuación, te contamos como desde PagePersonnel evaluamos las habilidades de un candidato IT y en qué nos basamos para elegir los mejores perfiles:

1. Prueba de compatibilidad

Antes de realizar una entrevista presencial con el candidato, una excelente manera de hacerse una idea de si la persona es adecuada o no para el puesto, es realizar una prueba de aptitud en vídeo.  En este sentido, la tecnología, una vez más, se pone a nuestro favor y herramientas como Filttr o Technically Comaptible sirven de gran ayuda para atraer a los mejores candidatos, comparar sus habilidades reales o incluso ver sus fortalezas y debilidades. Pero no solo esto, algunas empresas utilizan Hackathons, un sistema donde se invita a los diferentes perfiles IT a entrar para verificar las habilidades de los candidatos potenciales mediante la realización de una serie de ejercicios y pruebas prácticas. Si alguno de los candidatos obtuvo una excelente calificación es posible que la empresa tenga interés en contactar con él para proponerle una oferta.

2 Un compañero de trabajo es más que un conjunto de habilidades

Una vez que has dado con un candidato que cumple con todos los requisitos técnicos de un puesto IT, es hora de asegurar que es compatible con el equipo de trabajo.

Sus habilidades y sus competencias comunicativas serán vitales en todos los niveles de la empresa, y especialmente cuando los candidatos se postulan para puestos con un alto grado de responsabilidad.

3. Diferentes habilidades, diferentes requisitos

Como ya hemos comentado, las habilidades comunicativas, el trabajo en equipo y las relaciones con las personas son importantes en todos los niveles de la organización, con independencia del puesto y cargo que se desempeñe. Sin embargo, hay ciertas aptitudes que serán más o menos trascendentes en función de la antigüedad del candidato. Por ejemplo, los desarrolladores de Software junior deben ser comunicativos, resolutivos, organizados y abiertos a la crítica constructiva; los líderes de equipo y los mandos intermedios necesitan habilidades para la gestión del cambio, especialmente a la hora de introducir innovaciones en Software o implementación de nuevas funcionalidades. Por su parte, cuando se trata de gerentes informáticos, se necesita tomar decisiones rápidas, tener excelentes cualidades de liderazgo y una gran determinación y seguridad. La inteligencia emocional y la escucha activa les ayudará a desarrollar estas habilidades de liderazgo con los diferentes miembros del equipo.

4. Buenos líderes hacen grandes equipos

En sector IT, al contrario que en otras especialidades, hay escasez de especialistas y una gran demanda de candidatos. De este modo, un buen gerente es un activo para la empresa. Sin embargo, no es necesario que sean expertos en todos los campos, pero si deben ser capaces de utilizar sus habilidades y experiencia para poder transmitir al resto de su equipo. Necesitan motivar, inspirar, resolver problemas y mantenerse alerta a los cambios constantes, manejando el equipo como una organización, no como un grupo de individuos. De ahí la importancia del liderazgo en la formación de equipos eficaces para la lograr alcanzar sus objetivos.

Sin duda, el nuevo rol del candidato IT perfecto ha cambiado. Atrás quedaron los perfiles en los que solo se valoraban las capacidades técnicas del aspirante para avanzar hacia un perfil multidisciplinar mucho más ambicioso: una persona empática, analítica y con capacidad de gestionar equipos multiculturales.