¿Estás inmerso en un proceso de selección y quieres prepararte para la negociación salarial? Acabas de recibir una oferta de empleo y quieres saber el salario neto que recibirías a fin de mes? ¿Necesitas definir tus expectativas salariales como parte de tu proceso de búsqueda de empleo? ¿Estás renegociando tus condiciones económicas con tu empresa y quieres conocer cómo impactará un aumento en tu sueldo mensual?

Si te encuentras en alguna de estas situaciones o simplemente quieres saber las diferencias entre ambos conceptos, te contamos todo lo que necesitas saber para calcular tu sueldo neto, pasar tu salario neto a bruto y los aspectos que se tienen en cuanta para estos cálculos. 

Y si solo quieres saber cómo tu salario se ajusta al mercado, prueba nuestra calculadora salarial. Puedes también descubrir los niveles de salarios por sectores descargando nuestro estudio de remuneración

¿Cuál es la diferencia entre el salario bruto y el salario neto?

El salario bruto es la cantidad resultante de sumar todos los importes que un empleado tiene en su nómina. Es decir, incluye tanto el salario neto como otros complementos, prestaciones o indemnizaciones. Por su parte, el salario neto es la cantidad de dinero que recibe un trabajador al mes o, dicho de otro modo, lo que te ingresan en el banco.

Conceptos que forman parte de tu nómina

  • Salario base, es decir, la remuneración total por el trabajo realizado.
  • Complementos salariales, retribuciones que se suman al salario base del empleado en función de sus circunstancias, el trabajo realizado, la situación y resultados de la empresa.
  • Devengos extrasalariales, pagos que hace la empresa al empleado y que no tienen relación directa con el trabajo realizado, sino que suelen compensar gastos del trabajador derivados del desarrollo de su trabajo.
  • Prestaciones e indemnizaciones a la Seguridad Social, aquellas cantidades que recibe el empleado cuando está en situación de incapacidad temporal o desempleo parcial.
  • IRPF, que constituye un adelanto de lo que corresponde al empleado contribuir en la Declaración de la Renta, en la que se concretará la cifra exacta.
  • Aportaciones a la Seguridad Social que incluyen contingencias comunes (accidente no laboral, enfermedad común y maternidad), desempleo, formación profesional y horas extraordinarias.

Calcular tu sueldo neto: ¿cuánto te quitan del salario bruto?

Para calcular el salario neto hay que eliminar las siguientes deducciones: las cotizaciones a la Seguridad Social y la tributación a Hacienda (IRPF).

Otras variables para calcular el sueldo neto

El sueldo neto depende también de los siguientes factores:

  • El salario bruto.
  • El tipo de contrato del empleado.
  • El convenio de la empresa.
  • Tipo de IRPF

Para poder calcular tu salario neto es imprescindible que conozcas tu salario bruto y el tipo de contrato que tienes ya que, por ejemplo, las cotizaciones a la Seguridad Social varían para los contratos temporales y los contratos indefinidos.

¿De qué depende tu IRPF?

El IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) se calcula en función de diferentes variables: tu estado civil, si tienes hijos o no, ingresos de tu cónyuge, personas a tu cargo, grado de discapacidad, etc.  En la Agencia Tributaria podrás calcular tus retenciones de manera sencilla.

IRPF: Tabla con los tramos existentes en 2021

Salario anual

Porcentaje

Hasta 12.450€

19%

De 12.450€ a 20.200€

24%

De 20.200€ a 35.200€

30%

De 35.200€ a 60.000€

37%

Más de 60.000€

45%

¿Cómo calcular tu sueldo neto mensual?

Hemos visto que tu sueldo neto anual lo obtendrás descontando a tu sueldo bruto la suma total de tus retenciones. Ahora ya solo tienes que dividir esta cantidad entre el número de pagas que recibas, ya sean 14 (12 pagas mensuales + dos pagas extra) o 12 pagas, y ya tendrías tu sueldo neto mensual.

Negociar el salario: ¿hablamos de salario neto o bruto?

Normalmente, lo más recomendable es negociar el salario en base al bruto anual. De esta forma, la cantidad negociada será 100% real, algo que no ocurre si lo hacemos tomando como base el salario neto, ya que, en este caso, siempre dependeremos del IRPF que nos retenga la compañía.

Además de realizar tú mismo el cálculo, puedes recurrir a alguna de las muchas herramientas online que te ayudarán a realizarlo de manera rápida y sencilla como, por ejemplo, las que ofrecen los periódicos económicos Cinco Días o Expansión.