El uso de un consultor especializado en el sector donde quieres desarrollarte profesionalmente puede proporcionarte una serie de beneficios adicionales que te ayudarán a conseguir el puesto que deseas. Por ejemplo, puede orientarte para ir por la dirección correcta si no estás del todo seguro hacia dónde dirigirte. También puede plantearte nuevas aspectos, que quizás no hayas considerado, que estén en consonancia con tus habilidades y metas profesionales. Al mismo tiempo, puede orientarte para que seas más selectivo con las ofertas de empleo a las que aplicar y las empresas donde trabajar. 

Aquí te ofrecemos algunos consejos rápidos:

  • Sé honesto y transparente con tu consultor de selección para que pueda encontrar un puesto adecuado que satisfaga tus expectativas profesionales y salariales.
  • Ten en cuenta aquellos consejos e ideas que te proporciona, ya sea sobre la empresa para la que estás realizando la entrevista o sobre cómo prepararte para una entrevista, o para mejorar tu currículum.
  • Preséntate ante un consultor de selección  como si fuera un posible empleador. De este modo, conocerá tu comportamiento profesional y cómo te presentarás en una entrevista ante el empleador.
  • Mantén siempre una comunicación abierta con tu consultor de selección respecto a cualquier oportunidad que tengas en curso; si estás en contacto con otras agencias de reclutamiento y puestos y empresas anteriores que hayas solicitado.
  • La contratación no es un concepto nuevo, pero todavía hay muchas incógnitas sobre el proceso y la experiencia, así como sobre los propios reclutadores. Hemos abordado conceptos erróneos clave que siguen surgiendo:

Mitos sobre el reclutamiento

  • Tratar con los servicios de un consultor de selección te va a suponer un extra coste para ti. Esto es totalmente falso ya que el propio consultor de selección ya recibe unos honorarios por parte del reclutador. Por este motivo, los servicios de contratación siempre son gratuitos para los candidatos.
  • Los honorarios del consultor de selección se descuentan de tu salario. A menudo los honorarios del consultor de selección se calculan como un porcentaje del salario del candidato, pero son abonados por la empresa, además de tu salario. En otras palabras, esto incentiva a que un consultor de selección te ayude a garantizar que tu salario sea lo más elevado posible.
  • A los consultores de selección solo les importan las cifras. Y es que un concepto erróneo común es que el trabajo de los consultores consiste simplemente en conseguir que el mayor número de candidatos para que ocupen un mayor número posible de puestos, lo más rápidamente posible. A menudo no se tiene en cuenta que el reclutamiento es un sector de servicios para el cliente, que si se elige a un candidato para el lugar equivocado ambas partes estarán descontentas, y por lo que el consultor corre el riesgo de perder a su cliente. Por este motivo, a los consultores les importa mucho dedicar tiempo a encontrar la posición adecuada para ti con el fin de garantizar que todas las partes obtengan un resultado satisfactorio.
  • Los consultores de selección actúan solo como un intermediario y no ejercen un impacto real en el proceso de contratación. Los reclutadores y los responsables de contratación de una empresa suelen trabajar en estrecha colaboración para encontrar al candidato idóneo, y los responsables de contratación valoran la opinión de sus consultores de selección, los cuales si consideran que eres la apropiada para el puesto, lo transmitirá así a la empresa.
  • Los consultores de selección solo presentan candidatos para los ofertas publicadas. Y es que aunque suelen proponer candidatos para los puestos vacantes, también pueden tener en cuenta a otras empresas adecuadas que no estén contratando activamente. Con frecuencia, los consultores de selección se comunican con su red para comprobar si surge alguna oportunidad que aún no se haya publicado, ya que podrían obtener información sobre un puesto que sería más adecuado para ti.
  • A los consultores de selección no les importan los candidatos. ¡Totalmente falso! Aunque técnicamente estos son contratados por una empresa y no por un candidato, esto no significa que no tengan en mente los mejores intereses del candidato. Si un candidato está contento y motivado en su nuevo puesto, esto repercute inevitablemente en su rendimiento y, lo que es más importante, en la satisfacción del empleador, que es el cliente. Es importante que si el reclutador no te propone para una función en particular, lo aceptes.

Si estás buscando una nueva oportunidad y deseas obtener más información sobre los puestos de trabajo disponibles, ponte en contacto hoy mismo con uno de nuestros consultores de selección especializados para mantener una conversación confidencial.