La ciencia del Big Data se ha convertido en uno de los principales pilares de la digitalización del siglo XXI, con un creciente protagonismo en todos los sectores, desde las finanzas y la industria logística hasta en el desarrollo de nuevas apps.

Mientras Youtube muestra vídeos ajustados al criterio de las búsquedas de los usuarios, Netflix recomienda películas y series en función de los favoritos. Y al mismo tiempo, multitud de marcas de moda envían newsletters con ofertas personalizadas para llamar la atención de su público.

Estas 3 plataformas, integradas en nuestro día a día, resumen a la perfección cómo funciona el Big Data.

Desde hace cuatro años, el volumen de ofertas de trabajo en este sector aumenta progresivamente. De hecho,  desde Page Personnel, gestionamos la búsqueda de hasta cinco perfiles similares entorno al desarrollo de software para un mismo proyecto, y empresas como Schibsted, Letgo o Mytaxi han contratado entre 20 y 30 perfiles técnicos en los últimos meses.

Pero, ¿qué es el Big Data?

El Big Data nace con la intención de hacer más fácil la vida de todos, al mismo tiempo que las empresas buscan disponer de información útil y necesaria para vender más y mejor.

Este revolucionario concepto hace referencia a la recolección, gestión y almacenamiento de grandes cantidades de datos. El actual reto se encuentra en el poder de la segmentación, para ofrecer al usuario, de manera personalizada, aquello que está buscando. Las empresas pueden prever los comportamientos de éstos, mejorar su posicionamiento y ajustar sus productos o servicios al cliente final. Además, las ventajas son numerosas: reducir costes, tomar mejores decisiones adecuadas a cada situación o individuo, e incluso, aumentar la productividad.

Todo esto podría quedar mejor sintetizado en las 3Vs del Big Data: “Volumen” de datos, “Velocidad” de almacenamiento y gestión, y “Variedad” de formatos.

Sin embargo, pocos conocen la manera a través de la cual pueden lograr sus objetivos: ¿cómo su uso puede llegar a transformar el mundo?

Según el director del Centro de Excelencia en Big Data de Barcelona, Marc Torrent, se han producido grandes avances en el rendimiento de las bases de datos. Por lo tanto, las nuevas tecnologías han cambiado el paradigma establecido y han favorecido el progreso de esta ciencia.

Como indica Daniel González, Business Data Analyst del mismo Centro, se han desarrollado un buen número de herramientas analíticas, diseñadas incluso para usuarios no expertos.

Sin embargo, el estudio y aplicación de esta ciencia requiere una fuerte especialización, por lo que muchas organizaciones están empezando a diseñar su propia estrategia de datos. De esta manera, el especialista en Big Data se ha convertido en “la profesión más atractiva del siglo XXI”, según la revista Harvard Business Review.

¿Qué se necesita para trabajar en Big Data?

¿Te apetece unirte a este mundo?  Estamos hablando de profesionales altamente cualificados, relacionados con las estadísticas, la algoritmia y la ingeniería del software. Actualmente, este talento no abunda y, además, los profesionales de este ámbito son difíciles de retener en las empresas.

Si eres alguien analítico, metódico y con buena capacidad de interlocución, el Big Data puede ser tu ámbito. Se necesita gente capaz de aprender a manejar determinadas plataformas técnicas como Hadoop o RapidMiner, saber investigar y transmitir las posibles soluciones de una forma clara y precisa.

Se trata de una de las profesiones del futuro con las mejores oportunidades laborales, y Ubiqum Code Academy puede ayudarte a introducirte en este apasionante mundo de la tecnología y de la programación.