La tecnología ha cambiado la forma de vivir. En un clic podemos pedir comida, coger un taxi e incluso ir a una cita. Todo se ha vuelto infinitamente más fácil en la era de la tecnología, pero esto también significa que vivimos en un mundo de conectividad continua. Es  muy útil poder hacer un FaceTime con alguien de otro país en cualquier momento, pero ¿este nivel de estar siempre online nos ayuda o nos dificulta la conciliación?

Todo el mundo habla de encontrar el equilibrio entre su vida laboral y su vida personal, como si ambas vidas existieran por separado, cuando entras a trabajar por la mañana, tu vida personal no se detiene y se reanuda cuando finalizas por la tarde. Sin embargo, así es como la mayoría de nosotros pensamos. Este pensamiento nos ha llevado a trabajar demasiado y dejar de lado nuestro propio bienestar.

No existe una medida única para la conciliación ya que algunas personas necesitan más flexibilidad y otras necesitan un horario más extenso, pero es importante encontrar el equilibro. Aquí tienes 5 consejos para lograr el equilibrio personal y profesional que necesitas.

1. Sé abierto respecto a lo que necesitas

Es importante que te hagas una evaluación a medida que vas cambiando tu situación en el trabajo. Pregúntate si eres todo lo productivo que puedes (ten en cuenta, que por estar hasta las 20h no eres más productivo). ¿Estás tú y tu responsable contentos con tu rendimiento? ¿Se pueden hacer algunos cambios para mejorar esta situación? Al realizar este análisis tendrás una visión amplia y podrás conocer lo que puedes hacer realmente para mejorar tu puesto de trabajo. Muchos de nosotros no somos conscientes de la falta de equilibrio, además cada uno tiene su propio baremo. Una vez hayas realizado esta evaluación podrás tomar las medidas y saber lo que necesitas para poder gestionarlo con tu responsable.

2. Respeta el equilibrio

Una vez has entendido los cambios a hacer, y has llegado a un acuerdo con tu jefe, llega el momento de respetar el equilibrio profesional y personal. Si has decido que el horario es hasta las 17h, debes de acabar a esa hora. Obviamente, hay días que necesitarás más horas pero no como un hábito. Los correos electrónicos pueden esperar hasta el día siguiente, nada es realmente tan urgente y piensa que lo estás haciendo por ti. Al principio cuesta romper el hábito de finalizar más tarde la jornada laboral, pero es importante que cambies la rutina, te lo mereces.

3. Organiza tu tiempo

Muchos profesionales tienen sobrecarga de trabajo por una mala gestión de tiempo. Rápidamente llenamos nuestra lista de tareas con acciones como: escribir un mail al departamento de contabilidad, llamar a un proveedor, hacer una presentación para el equipo, etc. Pero nos olvidamos de las tareas que incluyen cuidarnos a nosotros mismos. Si realmente quieres tener un equilibrio entre tu vida profesional y personal necesitas priorizas y organizar tu agenda para poder dedicar el tiempo necesario al trabajo y a la vida personal. Consejo: No al multitasking! Concéntrate en una tarea, resuélvela correctamente y pasa a la siguiente.

4. Aprende a decir NO

A menudo nos encontramos con infinidad de tareas acumuladas pero cuando un compañero o responsable nos pide que hagamos algo, no somos capaces a decir que no. Ya sea por querer agradar, o no querer defraudar o tener una necesidad interior a decir sí, nos vemos inmersos en  una sobrecarga de trabajo que no podemos gestionar. Aprender a decir no, no es una tarea sencilla, pero nos beneficiará. Una buena forma de decir no, es dando una explicación y ofreciendo una solución o alternativa. Steve Jobs dijo una vez que "el foco es decir no", por lo que si deseas enfocar, tienes que aprender a decir No.

5. Realiza tus pasiones

Una buena gestión del tiempo y aprender a decir no en el trabajo sin duda nos ayudará a encontrar el equilibrio personal y profesional, y por lo tanto, perseguir nuestras pasiones. Así que si te gusta la escalada o el karaoke, asegúrate de reservar tiempo para desconectar, disfrutar y centrarte sólo en ti  y en lo que realmente te gusta hacer cuando no estás trabajando. Aunque las pasiones no se deben mantener sólo fuera del trabajo. Tener pasión por las cosas que haces en el trabajo también te dará un mayor equilibrio. No es necesario amar cada aspecto de tu empleo, pero encontrar elementos que realmente te satisfagan te ayudarán a ser más brillante en todos los aspectos de tu vida.

Si sigue siendo difícil conciliar después de leer estos consejos, quizás sea momento de conocer qué ofertas laborales están disponibles para ti, busca en las ofertas que Page Personnel puede ofrecerte.