¿Y si te decimos que existe la clave para…evitar el estrés, reducir la ansiedad y mejorar tu rendimiento? ¿Y si te descubrimos una herramienta que te ayuda a dormir mejor, que te hace más productivo, que favorece el bienestar psicológico y que incrementa tu capacidad de liderazgo e influencia...? Existe y la tienes a tu alcance: hablamos de la inteligencia emocional, es decir, de la capacidad de controlar tus emociones a través de la razón. Parece complicado, pero te damos la guía definitiva para canalizar esas sensaciones que, a veces, son tan complicadas de gestionar en el día a día de tu trabajo o en momentos clave como una entrevista de trabajo porque… ¿sabías que alrededor del 65% del éxito laboral  depende de la gestión y el buen uso de la inteligencia emocional?

1. El primer paso para aprender a controlar y gestionar tus emociones es conocerlas.

Dedícale el tiempo que necesites a identificarlas y a conocer cuáles son las emociones que te provocan las distintas situaciones a las que te enfrentas, tanto en el trabajo como en tu vida personal.  Recuerda cómo te comportaste en situaciones concretas y medita sobre cómo te habría gustado hacerlo. ¿Te pusiste a la defensiva en aquel choque con un compañero de trabajo? ¿Te mantuviste callado en aquella conversación con tu jefe? Haz una lista con estos comportamientos y piensa cómo podrás enfrentarte a ellos la próxima vez.  

2. La inteligencia emocional te ayudará a controlar y gestionar tus nervios.

Hay dos grupos de personas: Los primeros se bloquean cuando les invaden los nervios frente a una situación, ya que  interpretan estos nervios como algo negativo, como una señal de alerta o como un aviso de su cuerpo para salir de ahí. El otro grupo de personas son aquellos que interpretan esos nervios como excitación y ganas de hacerlo bien: una señal de motivación que hará que su ponencia, reunión o entrevista de trabajo sea un éxito. ¿A qué grupo perteneces?

3.Trabaja la inteligencia emocional… ¡en grupo!

Si la inteligencia emocional tiene enormes ventajas y beneficios en ti… ¡imagínate en todo un equipo! La inteligencia emocional consigue aumentar la confianza entre los miembros, el sentido de identificad de grupo y su efectividad… Es el engranaje perfecto que hace que el objetivo del grupo supere las expectativas. Descubre cómo mejorar las relaciones con tus compañeros de trabajo.

4.Tu autoestima, la base de la inteligencia emocional.

Una persona inteligente emocionalmente es aquella que confía tanto en los demás como en él mismo. Es aquella persona que aprende a expresar sus sentimientos de forma clara y que dedica esfuerzos a aprender de los demás.  Que valora las ideas ajenas y que no tiene miedo a exponer las suyas. Estas son las 10 claves para aumentar tu autoestima en 30 días.