Imagina la cantidad de CV que puede recibir un seleccionador para una oferta de trabajo, y ahora, imagina más de cincuenta CVs como el tuyo… Por eso, el tuyo debe tener los ingredientes necesarios para que el seleccionador quiera tener una entrevista contigo. Resolvemos todas tus dudas y te contamos qué es exactamente lo que debes incluir en tu CV si quieres destacar.

¿Cuánto tiene que ocupar mi CV?

Piensa que el seleccionador recibe muchísimos CV de personas que postulan al puesto, de manera que el CV debe ser lo más concreto posible y resaltar lo esencial y lo más importante. ¿Cuántas páginas tiene el tuyo? Para el 92% de los reclutadores españoles el CV nunca debería superar las dos páginas. Por eso, intenta resumir tu trayectoria, conocimientos y experiencia en ese espacio como máximo.

¿Qué quiere leer el reclutador en el CV?

Quieren ver, de un vistazo, toda tu trayectoria profesional. Destaca sobre todo si uno de tus anteriores empleos ha sido para una empresa o una marca reconocida, cuenta las diferentes responsabilidades y los cargos desempeñados. Además, el 70% de los seleccionadores afirman que las referencias aumentan la valoración del candidato.

¿Con o sin foto?

Tenemos la solución a la eterna pregunta: ¿Incluyo o no incluyo foto? En España, la respuesta es clara y unánime: para el 100% de los reclutadores la foto es fundamental. Todos coinciden en que es la mejor forma de personalizarlo, ayuda a recordar al candidato durante la selección y añade valor al CV. Pero esta regla no es común a todos los países. Por eso, si vas a enviar tu CV a una empresa fuera de España, debes tener en cuenta que tienen unos requerimientos distintos. Por ejemplo, en Bélgica, Países Bajos y Francia, no le dan tanta importancia a la foto, sino que es un elemento extra que realmente influye muy poco en las posibilidades del candidato. Experiencia internacional En el área mediterránea la experiencia laboral internacional es más importante que en otros países europeos. Un 83% de los reclutadores en España le da importancia a este aspecto. La razón parece ser lo competitivos que son estos mercados para los candidatos y el volumen de compañías internacionales establecidas en ellos. En nuestro país, también se asocia al conocimiento de otros idiomas. Un bagaje internacional añade mucho valor al CV al aportar competencias muy interesantes como el conocimiento de un idioma, una lengua diferente, la capacidad de adaptación a un nuevo entorno y de trabajar con autonomía, etc. En el norte de Europa no es tan importante esta experiencia fuera del país, solo para el 26% de los consultores en Bélgica y para el 37% en Países Bajos.

¿Y si he estado un periodo de tiempo inactivo?

Dependiendo del país, los periodos de inactividad pueden ser considerados positivos o negativos por los reclutadores. Por ejemplo, en países con una alta tasa de desempleo durante la última década se considera una ventaja no haber tenido periodos de inactividad. En países como Italia o España, reducir estos periodos ayuda a los candidatos a mostrarse más activos, factor clave al optar a un puesto de trabajo en un mercado saturado. En cambio, en Francia o Países Bajos los periodos sabáticos están bien vistos y son un factor muy arraigado en su cultura laboral. Los holandeses y belgas son mucho más tolerantes que el resto de europeos respecto a maquillar un poco el CV. De hecho, casi la mitad de los consultores belgas y holandeses están a favor de adornar algo la realidad. En Italia, Francia o España la mayoría de los consultores apuestan por un CV real. Grado de personalización.

¿Estás pensando si debes incluir o no en tu CV tus hobbies e intereses personales?

En países como España y Francia, apenas el 30% de los seleccionadores son partidarios de incluir información sobre los intereses personales. Esto contrasta con los de los Países Bajos, Portugal y Alemania, para quienes es importante al aportar antes de la entrevista algunos rasgos de carácter que ayudan a valorar si el candidato encajaría en la cultura de la empresa.