Estás aqui

La promoción de la igualdad entre hombres y mujeres, prioridad para el 52% de las empresas

•    3 de cada 4 españoles están satisfechos con las medidas de D&I de sus empresas

•    El 28% de las compañías ha incrementado el número de prácticas de D&I en el último año

Madrid, 8 de marzo de 2016 – La actual situación del mercado laboral, ha influido directamente en la necesidad de aplicar prácticas de Diversidad e Integración en las empresas. Por esta razón, en los últimos años las empresas han destinado un mayor esfuerzo al desarrollo de medidas de Diversidad e Integración (D&I). En España, una de las principales medidas, aplicada por el 52% de las compañías, es la promoción de la igualdad entre hombres y mujeres en materia de sueldos y posiciones. Esta es una de las conclusiones que se extraen del Barómetro de Diversidad e Integración elaborado por PageGroup, líder a nivel mundial en asesoramiento de selección especializada, que se ha realizado entre candidatos del Sur de Europa sobre las medidas de D&I de su empresa.

Según el estudio, otras de las principales medidas de D&I que se aplican en nuestro país son la flexibilidad para la conciliación profesional y personal (45%), la promoción de la igualdad entre empleados, sin importar raza o nacionalidad (37%) y diversas acciones para evitar la discriminación sexual en la contratación (34%). Aplicar este tipo de políticas que fomenten la igualdad, supone un valor añadido y una serie de ventajas para las compañías, como una mayor satisfacción en el trabajo, mejor conciliación o una mejor imagen de marca entre los empleados. Respecto a este último aspecto, tres de cada cuatro españoles dicen estar satisfechos con las políticas de D&I realizadas en sus compañías.

Entre los factores que llevan a las organizaciones a aplicar este tipo de medidas se encuentran, sobre todo, los motivos éticos (91%), querer contratar a los mejores candidatos (90%) y las propias necesidades del negocio (74%). Cabe destacar que la importancia por las prácticas de D&I aumenta con el tamaño de la compañía y sus respectivos departamentos de RRHH, sobre todo, en las organizaciones con más de 5.000 empleados.

A pesar de los beneficios que ofrece la implementación de medidas de D&I, siguen existiendo barreras que dificultan la puesta en marcha de este tipo de políticas. De hecho, el 72% de las empresas no ha aumentado el número de prácticas de Diversidad e Integración en el último año por motivos como la mentalidad de los empleados (35%) o el hecho de que la diversidad no sea un asunto importante para la compañía (33%), entre otros. Por otra parte, muchos empleados desconocen que su empresa esté realizando políticas de D&I y es que una de cada tres compañías no comunica a sus plantillas que están desarrollando este tipo de medidas.

“El campo de la Diversidad e Integración ha cobrado una mayor relevancia en los últimos años no sólo a nivel internacional, sino también en nuestro país. Desarrollar medidas que favorezcan la igualdad entre todos los empleados, independientemente de su edad, sexo o religión, se ha convertido en una obligación para las empresas. Por esta razón, es importante que el responsable de implementar estas políticas cumpla con una serie de características como la empatía o la escucha activa y ser capaz de resolver conflictos, así como de identificar debilidades y fortalezas”, afirman desde PageGroup.